Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Más información
Esto también es arte.

Esto también es arte.

Para los que aún no terminéis de creeros que reacondicionar una máquina es posible, y o tengáis dudas sobre su rentabilidad, queremos que veais brevemente el arduo trabajo al que es sometida durante todo el proceso para obtener el rendimiento original de la máquina, como si acabase de salir de fábrica.

En un reacondicionamiento la máquina es desmontada en casi toda su totalidad para comprobación, reparación/sustitución de cada componente esencial y puesta a punto de sistemas eléctricos (los cables también se desgastan).

Además, todo el proceso es llevado a cabo por el mismo equipo de personas, para que la supervisión sea constante y no haya problemas de pérdida de datos o fallos de comunicación. Cada máquina es dedicada en exclusiva a un equipo.

Personalmente hemos hecho la prueba de comparar una máquina reacondicionada y una máquina nueva, y podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que las diferencias brillan por su ausencia.

 

Si quieres calidad, confía en nosotros.

 

CLEM

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario

¡Suscríbete a nuestras newsletters!

Últimos artículos
Nuevo web site al más puro CLEM Style!

Nuevo web site al más puro CLEM Style!

Un viaje para ampliar y mejorar nuestra flota

Un viaje para ampliar y mejorar nuestra flota

 Nuestra logística a tu servicio

Nuestra logística a tu servicio

Ir al Blog