Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Más información
CLEM - Preguntas y respuestas frecuentes

Preguntas y respuestas frecuentes


Generales

Puedes crear fácil e intuitivamente tu propio presupuesto desde los apartados Alquiler y Stock del sitio web.

También puedes ponerte en contacto con nosotros tanto a través de nuestra página web en el apartado de contacto o mediante vía telefónica.

Nuestro departamento comercial se encargara de realizar un presupuesto que se ajuste a tus necesidades sin ningún tipo de compromiso.

Nuestro departamento comercial le atenderá y le dará las mejores soluciones y alternativas para realizar su trabajo con éxito.

Puedes ponerte en contacto con nosotros tanto a través de nuestra página web en el apartado de contacto o mediante vía telefónica.

Si siempre que este tenga la potencia adecuada.

El inconveniente de cargar las máquinas con grupos electrógenos radica en la necesidad de dejar estos en marcha fuera del horario de trabajo en el que se necesita utilizar la carretilla.

Es importante recordar que el tiempo mínimo de carga de una batería, dependiendo del cargador, esta entre 6 y 12 horas y que las baterías no empiezan a coger carga hasta las 2/3 horas de estar conectadas.


Carretillas Elevadoras

En nuestra flota disponemos de mástiles de hasta 6,5 mts de altura en carretillas convencionales y 8 mts en carretillas retráctiles, solo para trabajos en interiores. Esta altura varía en función de la carga? Sí. Hay que saber interpretar el diagrama de cargas. Gracias a este vamos a poder calcular la capacidad residual de nuestra maquina dependiendo del centro de gravedad de la carga, de la altura a la que la elevemos y de los implementos que monte.

Para cualquier duda no dude en contactar con nuestro departamento comercial, el cual le resolverá cualquier duda que le pueda surgir en este o cualquier otro campo.

 Soportan cargas desde 1.500 Kg hasta 5.000 Kg

Como norma general está prohibido trabajar en interiores con máquinas con motor de combustión diésel.

Excepcionalmente se permite el uso en nave que gocen de ventilación forzada a ambos lados y permita la  re-circulación continua de aire.

Aunque se le instalen lavaderos de gases, se desaconseja trabajar con motores diésel en cualquier nave e almacenamiento pues la carbonilla del humo se concentra en la parte superior de los palet

380 v Para los cargadores de carretillas elevadoras y máquinas retractiles, dependiendo de la capacidad de la máquina incorporar baterías de mayor potencia. La base de conexión debe siempre incorporar una toma de tierra y un automático de al menos 16 A. curva D.

220 v para las transpaletas eléctricas, apiladores y pequeña maquinaria de interior.


 

El mismo que una carretilla elevadora, pues entendemos por carretilla elevadora aquellos equipos que pueden operarse con el conductor a pie o montado, que circule sobre ruedas, con capacidad de autocarga, y que se destina a la manipulación de esas cargas, en el nivel horizontal o vertical, así como para el transporte de las mismas.

Generalmente, cuando se emite un carné de carretilla elevadora, especifican los tipos de maquinaría para la que  es apto el conductor, que son:

  • Tipo 4: Carretilla frontal
  • Tipo 6: Elevadora retráctil
  • Tipo 1 y 3: según qué entidad formadora, también te autoriza el apilador/transpaleta eléctrica.

Sí, por los artículos que se indican a continuación.

** Ley de riesgos laborales 31/1995

Art. 19: Formación de los trabajadores.

En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración de ésta, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo. La formación deberá estar centrada específicamente en el puesto de trabajo o función de cada trabajador, adaptarse a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos y repetirse periódicamente, si fuera necesario. 

** Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.

Anexo II: 2. Condiciones de utilización de equipos de trabajo móviles, automotores o no

1. La conducción de equipos de trabajo automotores estará reservada a los trabajadores que hayan recibido una formación específica para la conducción segura de esos equipos de trabajo.


 

No es aconsejable. El peso mínimo de la carretilla elevadora más pequeña (1.500 Kg diésel) ronda los 2.500 Kg. El peso por rueda con la carga nominal superaría los 1.700 Kg./m2. (4 veces la carga por rueda de un todoterreno grande)

Un implementó en una carretilla elevadora son todos aquellos elementos que se añaden a la máquina para permitirle realizar más movimientos hidráulicos además de los propiamente diseñados de elevación e inclinación, siendo el más común de ellos el desplazamiento lateral de horquillas que hoy se monta casi de serie en todas las carretillas de series pequeñas.

Hay un sinfín de aditamentos destinados a ayudarnos en el movimiento de cargas:

- Posicionadores de horquillas para coger cargar de distintos anchos y hasta 3 palés a la vez.

- Volteadores de pale, bobinas, jaulas, electrodomésticos,  etc…

Siempre hay un aditamento que se acople a cada necesidad específica 



Plataformas Elevadoras

Son vehículos que trasladan plataformas elevadoras de gran tonelaje.

Las condiciones del suelo varían de trabajo en trabajo. Comprobar si la zona de apoyo es adecuada para el posicionamiento de una PEMP (plataforma elevadora móvil de personas)  es responsabilidad del usuario. La adecuación de la zona de apoyo de la PEMP puede representar un coste añadido, por eso es importante hacer una evaluación previa.


Por seguridad, es obligatorio el uso de un arnés enganchado a la cesta de la plataforma. Al contrario de lo que mucha gente piensa, el uso del arnés no es para protegernos de un vuelco de la plataforma, es por si somos catapultados a causa de un movimiento brusco, choques contra estructuras, circulación por terrenos irregulares, etc.

Toda plataforma elevadora tiene 2 alturas:

1) Altura a Pie de Hombre, que equivale a la altura real de la máquina.

2) Altura de Trabajo, que es la suma de la Altura a pie de Hombre y del trabajador con los brazos alzados (2 metros extras aproximadamente).

La altura a solicitar cuando se adquiere una plataforma sería la Altura de Trabajo.


Las plataformas están pensadas para elevar a los operarios hasta el punto de trabajo. En la cesta se indica la carga máxima que soporta, superando ésta, la plataforma se bloquea por seguridad. Habitualmente se diseñan para levantar aproximadamente 250 kg, que es el peso de 2 operarios más material de trabajo.

No está permitido circular con plataformas elevadoras, salvo que dispongan de matrícula o sean transportadas sobre camiones cesta.

Una plataforma sobre camión normalmente se usa para trabajos en vía pública.

Una articulada, en zonas con obstáculos (máquinas, aceras, etc.)

Una tijera, en trabajos con distancia máxima de la máquina a la zona de trabajo de 1 metro y sin obstáculos.

Una araña, en obras donde el peso sea requisito imprescindible y la accesibilidad difícil.

Todas las plataformas PEMP (excepto las concebidas de forma específica para uso en interiores) están diseñadas para funcionar con una velocidad de viento máxima determinada, especificada en la máquina. La operación por encima de este valor puede provocar inestabilidad.

La velocidad de viento aceptada de forma general para el diseño y también la máxima a la que un operario puede trabajar con comodidad y seguridad es de 12,5 m/s (28 mph).

No. Las plataformas elevadoras están diseñadas única y exclusivamente para la elevación de personas y nunca, bajo ningún concepto, se levantarán cargas con ellas. En caso de necesidad de elevar cargas, se deberá utilizar grúas o maquinaria diseñada para este fin como carretillas elevadoras o manipuladores telescópicos.


No. Cada máquina requiere de un permiso especial según su tipo y finalidad.

1) Cumplir el protocolo de seguridad.

2) Examinar la zona de trabajo.

3) Revisar los niveles de aceite, carga de batería, engrase y estado de los neumáticos.

Sí. Las plataformas elevadoras están equipadas con sensores de inclinación para mejorar la estabilización de la plataforma elevadora y aumentar su seguridad. Tenemos que tener especial precaución en terrenos débiles que puedan provocar deslizamientos, en su caso se debe colocar un soporte entre las patas de la máquina y el suelo.

Las plataformas elevadoras de doble articulación, situadas sobre camiones de tonelaje no mayor a 3.500 kg tienen una gran versatilidad, pues pueden transportarse fácilmente y acceder a localizaciones de forma rápida y eficaz. Su brazo articulado permite elevarse sobre obstáculos y llegar a lugares poco accesibles.


El brazo extensible de las plataformas elevadoras telescópicas ofrecen posibilidades de acceso a zonas complicadas.

Las plataformas elevadoras mediante 4x4 permiten realizar trabajos en zonas de difícil acceso.

Las plataformas elevadoras de oruga se caracterizan por su reducido tamaño.


Portaféretros y fabricación especial

Casi todos nuestros modelos están preparados para elevar a dos personas y un féretro, con un peso total de carga de 350 kg.


Todas las máquinas usadas de base para los portaféretros tienen la capacidad de elevar 1.200 kg de media. Por normativa, debemos limitar el peso de elevación, dependiendo de la altura de trabajo solicitada. Si se necesita alguna capacidad de carga especial o una altura fuera de lo estándar, nuestro departamento de ingeniería puede desarrollar su portaféretros en una máquina de base de mayor capacidad.


Sí, el sistema por defecto es el eléctrico, en el que el portaféretros es movido por un motor. El sistema de tracción por empuje manual, es una variante para cementerios pequeños o como equipo de apoyo de algún cementerio grande. Sin embargo, para poder trabajar con un portaféretros de tracción manual se deben de cumplir una serie de requisitos, ya que el operario deberá empujar un peso mínimo de entre 400 y 550 kg.


No te lo aconsejamos. Normalmente, la elección de un portaféretros la marca las características del cementerio: orografía, altura de nichos, ancho de pasillos, tipo de pavimento, tamaño del cementerio, tamaño de aceras, etc. En cementerios modernos, con anchos grandes, cualquier tipo de portaféretros podrá servir, pero en cementerios pequeños o antiguos, sólo serán válidos un par de modelos, dependiendo de las características indicadas antes.

Sí, disponemos de diferentes sistemas de tracción, adecuados para este tipo de terrenos, desde ruedas neumáticas de gran tamaño hasta tracción por cadenas de goma.


Vehículos Eléctricos

Sí, siempre que tenga el COC (Certificate of Conformity o Certificado de Conformidad CEE) original y la normativa actual lo permita para la categoría del vehículo en cuestión.

Normalmente los buggies sobre chasis de golf, tanto en versiones largas o cortas son categoría L7E (cuadriciclo pesado) y los vehículos utilities pueden llegar a ser categoría N1 dependiendo su capacidad de carga.


1 CV equivale a 0,736 kW, de esta forma y por una simple regla de tres:

  • Potencia en CV = Potencia en kW / 0,736
  • Potencia en kW = Potencia en CV x 0,736

Sí, actualmente la normativa a nivel europeo sólo permite matricular vehículos de categoría L7E de dos plazas o de cuatro plazas siempre y cuando todas miren en el sentido de la marcha.

Sí, se puede regular la velocidad deseada mediante la modificación de los parámetros de la controladora, sin cambiar piezas y en un sencillo procedimiento.


A igualdad de voltaje, el motor de AC consigue mayor potencia y tiene un mantenimiento muy inferior al no disponer de escobillas que se degraden.

Sí, siempre que suministren los mismos Amperios/hora. También habría que comprobar si se necesita cambiar el cargador integrado en el vehículo.


AGVs

AGV son las siglas de Automatic Guided Vehicle, es decir, vehículo de guiado automático. 

Se trata de vehículos capaces de moverse de un punto origen a un destino marcados a través de una ruta preestablecida sin necesidad de intervención humana. 

El termino comenzó a usarse en los años 80. Anteriormente se denominaban vehículos sin conductor. 

Se considera que Barret Electronics Corporation desarrolló el primer AGV para aplicaciones industriales en 1954. 

o    AGVs Compactos. 

Se trata de AGVs con dimensiones muy contenidas, concebidos para transportar carros de forma individual desde la parte inferior de los mismos. 

Las capacidades de arrastre de estos equipos va desde los 700kg del modelo unidireccional más pequeño hasta los 3000kg del potente equipo bidireccional con tracción total. 

o    AGVs Tractores de arrastre. 

Vehículos usados para remolcar trenes logísticos. 

Con capacidades desde los 1200kg de los remolcadores más pequeños hasta las 25ton de los remolcadores que además permiten la conducción por un humano. 

o    AGVs Apiladores. 

Son vehículos autónomos que incorporan mástil y horquillas para poder trabajar con cargas a distintas alturas. Incorporan sistemas de visión artificial para poder localizar la posición exacta del pallet que van a recoger o entregar. 

Aunque a lo largo del tiempo se han ido utilizando diversos tipos de guiado, sin embargo los más ampliamente utilizados son: 


o    Guiado magnético/óptico. 

Los AGVs incorporan un seguidor magnético u óptico que mantiene al AGV siempre sobre la trayectoria marcada por la cinta magnética o por la línea de pintura que marcan la ruta deseada. 

El guiado óptico solo se recomienda para plantas con un alto grado de limpieza ya que marcas o suciedad sobre la línea provocarán fallos en el sistema de guiado óptico. 

El guiado magnético es un sistema muy fiable y con el coste más contenido.  

Permite asegurar trayectorias más uniformes y máquinas trabajando a mayor velocidad que el resto de sistemas. 

Es el sistema más aconsejable para grandes flotas de AGVs que de forma continua deben abastecer a las líneas de montaje. 

La cinta se coloca pegada sobre la solera de la nave mediante una cinta adhesiva de doble cara. Para protegerla del paso de maquinaría se utilizan resinas de altas prestaciones que evitan que sea dañada. 

En caso de instalarse en entornos con maquinaria extremadamente pesada, o en el exterior, se aconseja colocarla en el interior de una acanaladura de 3mm de profundida para posteriormente sellarla completamente. 


o    Guiado láser. 

Los equipos incorporan un emisor/receptor láser que va escaneando todo el perímetro  continuamente. A lo largo del recorrido se instalan unos pequeños reflectores que permiten al equipo localizarse mediante triangulación. 

Se trata de un sistema muy fiable, que dota a los equipos de una gran flexibilidad. Los cambios de trayectorias se realizan mediante programación en el software de gestión sin necesidad de modificar nada en el entorno de trabajo. 

Como contrapartida, se trata de un sistema con un coste elevado. Por otro lado, y debido a que el equipo debe usar en todo momento 3 puntos para triangular su posición, no se aconseja en equipos compactos en los que el emisor está muy próximo al suelo. 

Por último, los equipos con guiado láser no suelen alcanzar las mismas velocidades de trabajo que los de guiado magnético. 

Nuestros apiladores autónomos incorporan este sistema de guiado, ya que nos permite una gran flexibilidad. Al tratarse de equipos grandes es posible colocar el emisor/receptor por encima de la mayoría de los obstáculos que podrían bloquear el haz. 


o    Navegación SLAM 

Los equipos que incorporan navegación Slam (del inglés: Simultaneous Localization And Mapping) son capaces de navegar por su entorno sin necesidad de marcadores externos. 

En estos equipos se utiliza el scanner de protección contra choques que incorporan para modelar un mapa de un entorno desconocido. De forma simultánea el AGV se localiza en ese entorno que se modela de forma continua. 

Esta tecnología permite prescindir de guías en el suelo o reflectores para triangular la posición del equipo. 

Se trata de una tecnología compleja y con alto coste económico que permite navegaciones más flexibles pero menos precisas. 

Se aconseja su uso en entornos poco cambiantes como edificios terciarios. En grandes plantas industriales en los que el entorno cambia constantemente se genera la necesidad de que el AGV deba enfrentarse cada vez a entornos distintos, dificultando la propia localización del equipo. Esto puede afectar sensiblemente a su velocidad de desplazamiento. 

Un AGV es un vehículo formado por un chasis metálico en el que se aloja la electrónica y los siguientes elementos funcionales: 

o    Grupo motor. 

o    Batería. 

o    Scanner de seguridad 

o    Seguidor magnético/óptico. 

o    Emisor/receptor láser. 

o    Pantalla control. 

o    Pulsadores de emergencia y encendido. 

o    Antenas de comunicación. 

o    Bulón de enganche. 

Cualquier sistema de intra-logística mediante AGVs está formado por los propios equipos y por un sistema de control que gestiona la flota de vehículos autónomos. 

El sistema de gestión de flota realiza las siguientes funciones: 

o    Comunicación entre la flota de AGVs y elementos externos como operarios, líneas de montaje, células robotizadas... 

o    Gestión de rutas. 

o    Gestión de tráfico. 

o    Comunicaicón WIFI. 

Los AGVs incorporan un punto de acceso WIFI para comunicarse con el sistema de gestión de flota que se instala en un servidor local. 

El sistema de control, gestiona las órdenes de los operarios, la gestión de tráfico y monitoriza el funcionamiento de los equipos. 

o    Comunicación GPRS.  

Los AGVs incorporan una tarjeta SIM con conexión GPRS a nuestros servidores propios. Es en estos servidores donde funciona el sistema de control, encargado de monitorizar el funcionamiento de los AGVs. 

Los AGVs incorporan un sistema adicional de comunicaciones mediante tecnología radio de corto alcance. 

Este sistema permite la comunicación entre los equipos y elementos externos a la instalación así como la gestión de tráfico mediante el uso de balizas de control de cruces. 

En CLEM ofrecemos la posibilidad de adquirir los AGVs en modalidad RENTING con una financiera. 

Generalmente se firma un renting a 5 años que se abona mensualmente, incluyendo en el pago el mantenimiento de los equipos. 

En ciertos proyectos es posible financiar también la implantación del sistema, además de los equipos. 

Si se comparan con otros equipos manuales de "material handling", los vehículos autónomos son muy seguros.

La extrema seguridad de los AGVs se debe a que incorporan numerosos dispositivos de seguridad para evitar accidentes, como luces intermitentes, dispositivos sonoros, y uno o más escáneres de seguridad que impiden que el equipo colisiones con otros AGVs, o elementos externos al sistema como estructuras, equipos o personas. 


Formación

El precio del curso es de 150 € por persona e incluye todos los trámites administrativos además de la expedición del carné y título homologado de la formación.

NOTA: Las empresas podrán obtener una bonificación del curso a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE). Para que CLEM pueda hacerles la gestión, es indispensable avisarnos como mínimo con 15 días de antelación, tener crédito disponible y facilitarnos los documentos necesarios. Para más información, pueden ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o escribiendo a prevencion@clem.es


Cualquier persona particular, empresa o autónomo.


Solamente aquellas sobre las que se ha impartido el curso. Normalmente para los tipos 3a (móvil vertical) y 3b (móvil de brazo)


La UNE-EN-280 de fabricación, la UNE-58921-IN de mantenimiento, la UNE-58923 para el uso y manejo, y la Ley 31/1995 del 8 de noviembre de PRL y la R.D. 1215/1997 del 18 de julio para las disposiciones mínimas de seguridad y salud.


Mi CLEM

Mi CLEM es un espacio en el que podrás consultar toda la actividad como cliente. Muchas partes todavía están en desarrollo, pero estamos trabajando día a día para que puedas gestionar cómodamente tu actividad con nosotros.

Muy sencillo. Desde Mi CLEM podrás cambiar todos tus datos y contraseña, a excepción del correo electrónico, puesto que es tu identificador único como cliente.

Por lo tanto si quieres cambiar de correo electrónico, tendrías que volver a registrarte en nuestro sistema. Para cambiar cualquier otro dato, simplemente accede a Mis Datos de tu Mi CLEM.

Para gestionar los presupuestos solo necesitas estar registrado en CLEM gratuitamente como usuario.

Para crear un presupuesto solo tienes que acceder a los apartados de nuestros servicios de Stock Alquiler y desde ahí empezar a incluir máquinas en tu presupuesto. 

Si el presupuesto es de Alquiler podrás tramitarlo automáticamente o solicitar la atención directa de alguno de nuestros comerciales. Solo tienes que pulsar un botón.

Si el presupuesto es de Stock un comercial se pondrá en contacto para tramitarlo.

Últimos artículos

Curso de Plataformas Elevadoras Móviles de Personas (PEMP)

Convención anual de AECE Carretillas

Ampliamos la flota en servicio del Ejército del Aire

Ir al Blog