Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación

Más información
8 ventajas de alquilar una carretilla o plataforma elevadora - CLEM Noticias
8 ventajas de alquilar una carretilla o plataforma elevadora

8 ventajas de alquilar una carretilla o plataforma elevadora

Conozca las ventajas de alquilar una carretilla o plataforma elevadora en lugar de comprarla

Índice

1. Ventajas de alquilar
2. Antes de alquilar o comprar
3. Al firmar un contrato de alquiler

¿Necesitas una carretilla o plataforma elevadora y no sabes si vale la pena comprar o alquilar?

Decidir el método de adquisición de una carretilla o plataforma elevadora no es algo fácil, hay muchos puntos que considerar:

  • Dinero líquido a invertir.
  • Retorno de la inversión (ROI) y eficiencia operativa.
  • Reemplazar equipos existentes.
  • Satisfacer una demanda temporal de alta capacidad.
  • Satisfacer aumentos de demanda estacional.

La preocupación por tomar la decisión correcta está bien justificada. Hay momentos en que comprar una carretilla o plataforma elevadora tiene mucho sentido para una empresa, pero hay otras situaciones en las que el alquiler es la mejor opción.

Los alquileres, tanto a corto como largo plazo, son cada vez más populares entre las empresas grandes y pequeñas. En este artículo vamos a enumerar una serie de ventajas que el alquiler moderno tiene sobre la clásica compra.


Ventajas de alquilar

1. Conserva efectivo

Con un alquiler a largo plazo adquirir equipos cuesta significativamente menos que comprarlos nuevos. Podrás invertir tu efectivo en otras oportunidades que produzcan mayores ganancias.

2. Pagua por un uso real

Los contratos de alquiler a largo plazo se basan en una estimación de horas de uso y de las condiciones operativas en las que utilizará el equipo. En la compra de un equipo se paga el 100% por un activo, independientemente de si planea usarlo mucho o poco.

3. Consigue deducciones de impuestos

Los pagos por alquiler son deducibles de impuestos, son un gasto operativo, sin calendarios de depreciación confusos o ramificaciones fiscales perjudiciales al final del año.

4. Olvida el mantenimiento

Elimina los departamentos de repuestos y mantenimiento. Si actualmente posees una flota y la mantienes, necesitas mecánicos, herramientas y piezas. Si alquilas las máquinas con su mantenimiento, podrás aumentar el espacio de almacén y planta eliminando la necesidad de almacenar piezas y reparar las máquinas.

5. Evita la obsolescencia

Los planes de alquiler a largo plazo renovarán tu flota paulatinamente o de forma inmediata, si cambian tus necesidades. No te quedes atascado con el equipo que ya no necesitas debido a un cambio de planes comerciales.

6. Elimina máquinas de reserva

¿Tu flota esta sobredimensionada para evitar averías y adaptarse a necesidades cíclicas? La flota de alquiler está lista para proporcionarte equipos inmediatos cuando surja una necesidad.

7. Obtén términos y tarifas flexibles

Tanto si necesitas equipos nuevos como usados, podemos proporcionarte el equipo que necesitas. Las tarifas de los clientes a largo plazo se diseñan para satisfacer sus demandas estacionales y no están cerradas, pueden renegociarse según sus necesidades.

8. Pagos fijos, sin sorpresas

Mantén tus costes de maquinaria de manutención libres de sorpresas desagradables. Los contratos de alquiler a largo plazo generalmente incluyen el mantenimiento, lo que significa que el coste es muy similar.

Antes de alquilar o comprar

Al considerar alquilar equipos de manejo de materiales, la clave es obtener un asesoramiento sincero al respecto, tanto de su personal contable como de los especialistas de la marca de alquiler.

  1. Comunícate con tu asesor fiscal o contable para determinar si alquilar o comprar equipos es la mejor opción financiera para tu empresa.
  2. Contacta con un distribuidor con garantías y buena reputación como CLEM que analizará su situación actual y te recomendará qué modelos se adaptan a sus necesidades operativas.
  3. Obtén un presupuesto donde se comparen las opciones de alquiler y/o compra.

Al firmar un contrato de alquiler

Si tienes la intención de firmar un acuerdo de alquiler tanto a corto como largo plazo, sigue estas recomendaciones:

  1. Habla con su distribuidor sobre los pesos y el tamaño de las cargas, las alturas de elevación, la superficie y las condiciones de funcionamiento, y cualquier otra necesidad especial que pueda tener su instalación.
  2. ¿Necesitas características opcionales como luces adicionales, accesorios o alarmas?
  3. ¿Qué requisitos necesitas al cargar las baterías? Algunas baterías requieren cargadores que deben estar cableados y necesitan de un profesional para la instalación.
  4. ¿Plomo o Litio? Lee nuestro artículo si tiene dudas.
  5. Establece un cronograma de cuánto durará tu alquiler. Detallar el período de tiempo puede ahorrarte dinero al reducir las tarifas a largo plazo o reducir el plazo de tu alquiler al período de tiempo más ajustado posible.
  6. Comprende los cargos por horas extras si se extiende el uso del equipo más allá de la jornada laboral típica de 8 horas al día, 40 a la semana y 160 al mes de trabajo.
  7. Pregunta sobre los cargos por daños y el proceso de revisión cuando recibas y devuelvas la carretilla elevadora.
  8. Revisa tu póliza de seguro. Si bien el concesionario asegura el equipo, querrá asegurarse de que el seguro de su compañía cubra al operador, a otras personas en su instalación y a la instalación en sí, en caso de lesiones o daños a la propiedad cuando el equipo alquilado está en uso.

¿Quieres ampliar la información?

Si deseas una asesoramiento personalizado, contacta con nuestros especialistas:


Autor

José Luis Martínez es responsable de sistemas informáticos en CLEM.

José Luis Martínez es responsable de sistemas informáticos en CLEM

Suscribirme

Comentarios

No hay comentarios


Deja tu comentario

Últimos artículos