Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación

Más información
AGVs para automoción - CLEM Noticias
agvs-automatizacion-sector-automocion-automovil-automotriz

AGVs para automoción

Vehículos de guiado automático para automatizar la industria automotriz o del automóvil.


Sin duda alguna, la industria de la automoción ha sido la punta de lanza de la implantación de vehículos de guiado automático AGVs desde hace más de una década. No en vano, es un sector maduro en el uso de tecnologías robóticas para operaciones de ensamblado, soldadura, estampado... Una industria donde productividad, eficiencia, flexibilidad y seguridad son clave.


Aplicaciones y Beneficios

El uso de AGVs trae mejoras claras de rendimiento en todos los ámbitos, pero además son especialmente buenos en ciertas áreas específicas:

  • movimiento repetitivo de materiales a distancia
  • entrega regular de cargas estables
  • procesos donde el seguimiento de material es importante
  • cuando la entrega a tiempo es crítica y su demora causa ineficiencia

En general, las ventajas de la automatización con AGVs para la industria automotriz son claras:

  • mayor eficiencia operativa a través de la entrega correcta y JIT de piezas a las líneas de producción
  • uso 24/7 y máxima disponibilidad del sistema, sin problemas en los cambios de turno
  • daños reducidos en el producto
  • confirmación continua del paradero de cada carga 
  • mayor seguridad del operador
  • ahorro de mano de obra y ROI ventajoso
  • reducción de coste de oportunidad debido a absentismo, rotación y curva de aprendizaje


Sistemas de Navegación

Si bien suelen integrar guiado por cinta magnética, son capaces de operar con otros tipos de sistemas de navegación e interactuar con otros sistemas automatizados de la planta, como puertas automáticas, sistemas de carga automatizada y en general cualquier PLC. Existen modelos unidireccionales, bidireccionales y omnidireccionales, pudiendo facilitar la automatización de las instalaciones en la mayoría de las industrias.

  • AGVs de cinta magnética instalada en la superficie, que siguen mediante un lector magnético.
  • AGVs con sensores láser, que triangulan su posición mediante reflectores.
  • AGVs de visión óptica, con cámaras 3D que reconocen el entorno.
  • AGVs con navegación SLAM, el sistema más natural y al mismo tiempo complejo de navegación.

¿Qué AGV elijo para mi instalación?

Pues como seguro estarás pensando, no existe una respuesta fácil, hay que considerar muchos factores:

  • Coste económico: qué inversión es necesaria, cómo se amortiza, qué rentabilidad tiene.
  • Cadencia necesaria: cuántos AGV necesito para proporcionar una cadencia de material adecuada.
  • Tipo de almacén: cómo es físicamente mi almacén. ¿Hay obstáculos móviles? ¿Los pasillos son angostos? ¿Almaceno en alturas?
  • Uso en exterior/interior: los vehículos circulan por el interior, por exterior, o ambos.
  • Trayectorias: fijas o múltiples.

Seleccionar un tipo de AGV como verás no es cuestión baladí y se necesita mucha experiencia. En CLEM disponemos de un equipo de especialistas que te ayudarán a plantear un estudio del sistema óptimo y encontrar el tipo de AGV que encaje perfectamente en tu instalación:




Autor

José Luis Martínez es responsable de sistemas informáticos en CLEM.

José Luis Martínez es responsable de sistemas informáticos en CLEM


Suscribirme

Comentarios

No hay comentarios


Deja tu comentario

Últimos artículos